La vigésimo quinta edición del Ciclo de Conferencias sobre Prehistoria de Puente Viesgo abordará hoy miércoles las investigaciones arqueológicas realizadas en la cueva prehistórica asturiana de El Sidrón, donde se han encontrado más de 1.400 fragmentos óseos de distintos individuos neandertales.   

Será en una conferencia impartida por Marco de la Rasilla, profesor de Prehistoria de la Universidad de Oviedo, a partir de las 19.45 horas en el Gran Hotel Balneario.

La charla recopilará los resultados de los trabajos arqueológicos realizados en la cueva prehistórica asturiana, ubicada en el Concejo de Piloña y próxima a la localidad de Borines, donde en 1994 se descubrieron los primeros restos fósiles de unos 49.000 años de antigüedad de lo que se cree fueron nueve individuos neandertales (un bebé de unos dos años, un niño, dos adolescentes y cinco adultos).

El profesor Marco de la Rasilla sucede en el programa de conferencias organizado este año por la Sociedad de Amigos de las Cuevas del Castillo a su colega Pablo Arias, catedrático de prehistoria de la Universidad de Cantabria, que disertó sobre las investigaciones realizadas por el Instituto de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC) en distintos continentes, sobre todo en el americano.

Arias aludió en concreto a las investigaciones efectuadas por el instituto cántabro en la Patagonia argentina sobre el origen de la colonización en el continente americano, en un proyecto científico multinacional, que como recordó el ponente, nació hace 10 años con el nombre de “El poblamiento temprano del Noroeste de la Patagonia argentina”.  Según precisó Arias, el principal objetivo de este proyecto en el que participan científicos de distintos países es “determinar la cronología de la primera colonización de la Patagonia argentina, estudiar las estrategias económicas y la organización social de sus primeros pobladores, valorar su evolución diacrónica (evolución en el tiempo), catalogar el arte rupestre y estudiar la cronología de los diferentes estilos”.   

El profesor de la Universidad de Cantabria aclaró que los datos obtenidos hasta el momento en este proyecto científico internacional corroboran la teoría de que los primeros pobladores de América accedieron al continente a través del estrecho de Bering o Beringia como se denominaba antiguamente, cuando éste estaba emergido.   

En este yacimiento prehistórico también se han descubierto restos de hace más de 10.000 años con huesos y placas dérmicas de un animal perteneciente a la megafauna extinta denominada Milodón, similar a un perezoso gigante, animal que convivió con nuestra especie, matizó el catedrático de Prehistoria de la universidad cántabra y miembro del Instituto de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria.