El Museo del Ferrocarril reanuda desde este viernes las visitas guiadas a sus instalaciones, tras concluir los trabajos de asfaltado que ha ejecutado el Ayuntamiento santanderino para mejorar los accesos al centro, ubicado en una nave de ADIF a la que se llega por un camino desde el aparcamiento de Las Estaciones.   

Las obras de mejora incluyen, además del asfaltado, ya finalizado, la instalación de vallas de separación del camino de las vías y la dotación de iluminación al recorrido.

A falta ya sólo de algunos remates en esos trabajos, el Ayuntamiento y la Asociación Cántabra de Amigos del Ferrocarril han decidido reanudar las visitas guiadas al museo, ubicado en una nave de 650 metros cuadrados que albergó en otro tiempo los antiguos talleres de vagones.   

Las visitas se celebrarán los martes y los viernes (salvo festivos), a las 19.30 y 20.30 horas, en grupos de 15 personas, previa reserva en la Oficina de Turismo de los Jardines de Pereda o a través de los teléfonos 942.203.000 y 942.203.001. Para grupos de colegios, asociaciones y otros colectivos se podrán concertar visitas a otras horas. En estas visitas, de unos 45 minutos de duración, los participantes hacen un recorrido por la historia del ferrocarril a través de una importante colección de piezas, entre las que destacan, por ejemplo, una locomotora quitanieves de 1930, recientemente restaurada; la locomotora “Peñacastillo” o la locomotora “Udías”, utilizada en Reocín.   

Asimismo, el museo recopila una amplia selección de planos, maquetas de vías y estaciones, locomotoras en miniatura, uniformes, documentos, carteles, faroles de carburo, fotografías, máquinas de expedir billetes y libros, que descubren los entresijos de la historia reciente del ferrocarril tanto a niños como adultos.  

El Ayuntamiento de Santander y la Asociación Cántabra de Amigos del Ferrocarril mantienen un convenio de colaboración por el que el Consistorio contribuye a la promoción del museo y colabora además en la restauración y recuperación de algunos de sus fondos