La directora general de Turismo, Eva Bartolomé, ha presidido este sábado en la Exposición Universal Milán 2015 los actos del Día de Honor de Cantabria, organizados en el Pabellón de España. Bartolomé ha aprovechado la ocasión para destacar los “muchos y diversos atractivos” que ofrece la región como destino cultural y gastronómico y ha presentado la próxima celebración del Año Jubilar Lebaniego 2017, invitando a los presentes a “descubrir la encrucijada de caminos que representa Cantabria recorriendo sus dos grandes rutas de peregrinación: el Camino Norte de Santiago y el Camino Lebaniego”.   

La directora de Turismo, con el director de Acción Cultural Española (AC/E), Jorge Sobredo y León Herrera, consejero económico de España en Milán, ha asistido al tradicional izado de banderas e interpretación de los himnos de España y de Cantabria, que ha tenido lugar en la entrada Principal del Pabellón de España. Posteriormente, ha realizado una visita guiada al pabellón español y a continuación ha firmado en el libro de honor. Los actos institucionales del Día de Cantabria han finalizado con una demostración gastronómica y cata de productos de la región, realizada por los cocineros Joseba Guijarro y Floren Bueyes.    

La Semana de Cantabria en la Exposición Universal, se inauguró ayer con la presentación de sendos talleres gastronómicos sobre la anchoa y los quesos de la región y el orujo .

El Gobierno regional cuenta con un punto de información dentro del Pabellón de España, donde se promociona la oferta turística, gastronómica y cultural y los principales lugares de interés. De forma paralela, se ofrecen talleres y degustaciones de productos regionales.

Bajo el lema ‘Alimentar el planeta, Energía para la vida’, Expo Milán 2015 reúne a cerca de 150 países y organismos internacionales. Se estima que la exposición universal cierre sus puertas, el próximo 31 de octubre, con cerca de 20 millones de visitantes.   

El pabellón con el que España participa en esta edición lleva por nombre ‘El lenguaje del sabor’ y aúna innovación y tradición en torno a tres grandes ejes: una cadena de producción alimentaria de éxito, la calidad y diversidad de nuestra dieta y gastronomía, y una producción agropecuaria sostenible como herramienta de preservación del paisaje, el patrimonio y el desarrollo de modelos turísticos alternativos.