La Consejería de Educación, Cultura y Deporte ha recibido los informes favorables de la comisión de expertos para iniciar los trámites del expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), con carácter inmaterial, de las llamadas mascaradas de invierno.

Estas fiestas, en las que los participantes se disfrazan y meten ruido con zumbas, rutones y cencerros, están vinculadas al fin y al comienzo de un nuevo ciclo anual y se celebran tradicionalmente en ámbitos rurales de Cantabria. Entre ellas se encuentran la Vijanera de Silió, los carnavales de Piasca, los zamarrones de Los Carabeos (en Valdeprado del Río), las marzas de Soba y el carnaval de Polaciones.

Asimismo, se han iniciado los trámites para la declaración de BIC de la Trova montañesa de los valles del Saja y Nansa, que consiste en los recitales y cantos que realizaban los pastores y vaqueros en las reuniones vecinales, las cantinas y tabernas y en los festejos.

Uno de los valores que se han señalado en estas composiciones literarias es la trasmisión de acontecimientos locales a lo largo de varias generaciones. Estas creaciones se realizaban en un ambiente social en el que la vida comunitaria era muy intensa.

Por otro lado, la Consejería de Cultura abre otra línea de protección para los oficios tradicionales de la región como el del albarquero o artesanía de la albarca, que tuvo en el pasado una gran relevancia como consecuencia de la idoneidad de este tipo de calzado para transitar por los terrenos húmedos y embarrados de esta región, manteniendo aislados los pies, así como para evitar ensuciarlos en ciertas labores agropecuarias.

El consejero de Cultura, Ramón Ruiz, ha valorado esta iniciativa como una muestra más del “compromiso con la protección” del patrimonio regional. En este sentido, ha incidido la “fragilidad” del legado inmaterial y ha apostado por “hacer un mayor esfuerzo en las políticas de conservación”.

Además, ha asegurado que el inicio de estos expedientes cumple con los objetivos ya anunciados al inicio de esta legislatura en el ámbito del patrimonio y ha confiado en que los trámites puedan concluir en los próximos meses.