La empresa Cantur ha sacado a concurso los servicios para impartir clases de golf en los campos del Abra del Pas, que depende de la entidad pública.

En el Abra del Pas se imparten clases de golf y existe una escuela juvenil, con 34 alumnos, y “numerosos” de ellos tienen una proyección muy importante, que en un par de semanas empiezan las diferentes competiciones en las que participan, a nivel regional y nacional. Por ello, Cantur considera que se debe ofrecer una alternativa “real y de futuro” a la escuela, para generar un impacto “muy positivo” hacia los clientes.

En este sentido enmarca la incorporación de un profesor de golf que se encargue de la escuela. En ella deberá trabajar al menos los fines de semana y once horas entre semana, impartiendo cursos de iniciación y perfeccionamiento. Percibirá por ello una cantidad fija, de 400 euros al mes, y otra variable en función de las clases y cursos. Las comisiones dependerán de los importes mensuales facturados.

La duración inicial del contrato será de seis meses, aunque se podrá prorrogar durante dos años más de mutuo acuerdo entre las dos partes.

Cantur destaca que el golf como deporte, pero sobre todo como producto turístico, constituye una actividad económica de gran importancia en la sociedad actual, ya que es practicado por 60 millones de personas en todo el mundo.

Y para 2020, se prevé que el número de jugadores se duplique y llegue a superar los 120 millones. Alrededor de los desplazamientos y alojamientos de los aficionados a este deporte se ha creado un segmento conocido como ‘turismo de golf’, que constituye uno de los principales fundamentos de desarrollo turístico en algunas zonas en las que produce “un gran impacto económico”.

En este sentido, la empresa pública dependiente de la Consejería de Turismo quiere que los campos de golf del Abra del Pas y Nestares se potencien como recurso turístico, ya que aportan elementos “valiosos” en la definición de la oferta turística, como su efecto positivo en la desestacionalización, mayor duración de la estancia media y elevado gasto medio por parte del turista de golf.