La Asociación de Vecinos de Cueto han celebrado este domingo, 20 de septiembre, una nueva edición del ‘Día de las lavanderas’, una jornada con la que se rememora el duro oficio de lavar a mano al que se dedicaban muchas vecinas de la zona y que se convierte además cada año en un encuentro para la convivencia intergeneracional.   

La jornada se desarrolló por la mañana en el lavadero de Fumoril, y estará amenizada con música de pito y tambor, bailes tradicionales y un aperitivo.

El lavadero de Fumoril es un singular elemento del patrimonio etnográfico de Cueto, que se construyó en el siglo XIX y es una de las pocas edificaciones de estas características que se conservan en Santander, informa el Consistorio.