El Gobierno de Cantabria editará dos guías turísticas en braille para facilitar la accesibilidad a estos recursos, según ha avanzado este lunes en el Pleno del Parlamento el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín.   

Martín ha destacado esta iniciativa del Ejecutivo y cuyo encargo ha asegurado que “no ha sido fácil”. Según ha explicado, en Cantabria sólo hay una empresa que imprima en braille por lo que, de cara al concurso del contrato, se ha tenido que buscar “otras dos empresas de fuera”.

Por otro lado, el consejero y sobre la inclusión de criterios de accesibilidad en materia turística, ha apuntado a una convocatoria de subvenciones para alojamientos turísticos o restaurantes, con un apartado específico para obras que mejoren la accesibilidad a las personas con movilidad reducida.   

También ha enfatizado los proyectos promovidos por el Gobierno junto con los ayuntamientos de Rionansa y Santillana del Mar para que estos municipios sea accesibles.   

En este punto, ha recordado que el segundo ha sido elegido por el Centro Nacional de Tecnologías de la Accesibilidad (CENTAC) como laboratorio de pruebas de aplicaciones y herramientas que garanticen la accesibilidad universal.

“Mi voluntad y vocación es que Cantabria sea cada vez más accesible”, ha afirmado el consejero de Turismo.