El Centro Botín continúa sus obras. La base tridimensional sobre la que se va a levantar la estructura del futuro Centro de arte y cultura se ha colocado esta semana, al izarse la celosía principal de la fachada y las transversales, unas estructuras con un peso de 130 toneladas, que se apoyarán sobre siete pilares de unos cinco metros.

Con la instalación de estos nuevos elementos del edificio proyectado por el arquitecto italiano Renzo Piano para la Fundación Botín, la cota que alcanza esta infraestructura llega ya a los 17 metros.

Según informa en nota de prensa la Fundación Botín, este centro, frente a la bahía de Santander y junto a los Jardines de Pereda, permitirá a la capital cántabra contar con un espacio para el arte, la cultura y la actividad formativa y generar un nuevo lugar de encuentro en la ciudad.

Junto al edificio se está construyendo un túnel, que soterrará la circulación de la carretera que se sitúa junto a la zona portuaria y que da acceso al centro urbano de la ciudad.

Esto conllevará una remodelación de los Jardines de Pereda, que ahora contarán con una gran plaza, que conectará con el Centro Botín y que será un nuevo lugar de encuentro para los ciudadanos.

La Fundación Botín destina 77 millones de euros a toda la obra, en la que se trabaja a “buen ritmo” y que se prevé esté terminada en el verano del próximo año.

La pasada semana, la Fundación Botín presentaba la IV Edición de su Programa Talento Solidario para impulsar la innovación y profesionalizar el trabajo de esas organizaciones sociales, a la vez que se genera empleo.