Liberbank ha iniciado este miércoles un nuevo periodo de negociaciones con los sindicatos, una vez que la Audiencia Nacional anulase el ERE temporal firmado por CC.OO. y UGT, al considerar que va en contra de la libertad de los sindicatos que no estuvieron presentes en el acuerdo.

La intención de la entidad es alcanzar una decisión consensuada entre todas las partes, sobre las medidas a aplicar para que Liberbank pueda continuar con su proceso de reestructuración.

La sentencia de la Audiencia Nacional anula el acuerdo de 25 de junio firmado entre el banco, CC.OO. y UGT que suavizaba las medidas unilaterales que tomó la entidad cuando el ERTE inicial no fructificó.

En la firma de este acuerdo no participaron los sindicatos CSI Corriente Sindical de Izquierdas, STXC-CIC Sindicato de trabajadores de Crédito, Confederación Sindicatos Independientes de Cajas de Ahorros, Csif y Apecasyc, que son los que presentaron la demanda contra Liberbank, Banco de Castilla-La Mancha, CC.OO. y UGT.

Como consecuencia de la sentencia de la Audiencia Nacional,  los empleados afectados por el ERTE han recuperado su situación laboral previa. Sin embargo, la dirección de Liberbank ha afirmado que va a recurrir la decisión del alto tribunal.