La Consejería de Educación, Cultura y Deporte ha preparado un intenso programa de actividades en museos y bibliotecas para conmemorar el Día del Libro, con presentaciones de libros de distinta temática, conferencias, talleres, encuentros con autores, propuestas para los más pequeños y conciertos que se desarrollarán en los museos y en la Biblioteca Central y en los que Miguel de Cervantes tendrá un protagonismo especial

El consejero, Ramón Ruiz, ha incidido en la necesidad de difundir los fondos bibliográficos de la Biblioteca Central y la mayoría de los museos, que albergan una serie de colecciones “muy completas” sobre temáticas marítimas, históricas, sobre temas etnográficos y tradicionales “que en muchos casos son desconocidos para la mayoría de la ciudadanía”.

Para Ruiz, es importante aprovechar este tipo de conmemoraciones para “colocar el foco” en estas bibliotecas más especializadas y que son “instrumentos que ayudan a la investigación científica y a la divulgación de conocimientos” y el programa de este año está “abierto a todos” e incluye una oferta “variada” para acercarse a los libros y sus autores

Cervantes y su obra estarán presente en las actividades que se desarrollarán en la Biblioteca Central, con las que Cantabria se une a la celebración de los 400 años de su fallecimiento. Entre ellas destacan el recital de violonchelo a cargo de los alumnos de Conservatorio Jesús de Monasterio, el viernes 22, a las 19.00 horas, como homenaje al autor de ‘El Quijote’.

Está previsto que el 23 de abril se active en la web de la Biblioteca un enlace especial, que dé acceso a toda la información bibliográfica que sobre este autor existe en el centro y  facilita el acceso al texto completo de la obra ‘Recursos cervantinos en Bibliotecas de Cantabria’, de Lourdes Gradillas.

Asimismo, Cultura ha adquirido una serie de volúmenes de la edición numerada del libro ‘Cervantes. El soldado que nos enseñó a hablar’, de Maria Teresa León, con prólogo de Almudena Grandes e ilustraciones de José Luis Fariñas. Esta cuidada edición fue Primer Premio 2007 del Ministerio de Cultura al libro mejor editado en la modalidad de bibliofilia.