Liberbank comenzó a implantar a mediados del pasado  marzo el nuevo sistema de la firma digitalizada

La entidad ha señalado que ya se han adherido más de 400.000 usuarios a este nuevo método de identificación, lo que supone más del 15% de sus clientes particulares, a un ritmo de unos 16.000 clientes diarios.

El Sistema de Firma Digitalizada (SFD) forma parte del conjunto de iniciativas estratégicas que Liberbank está desarrollando para mejorar la experiencia de cliente, la eficiencia y la capacidad comercial.

En este marco estratégico, Liberbank está desarrollando otros proyectos de descarga operativa, así como la centralización de funciones administrativas y operativas y la prueba piloto de la adecuación de la red comercial, con la sustitución del modelo de oficina universal por cuatro tipos distintos de oficinas (de bandera, urbanas, urbanas ligeras – sin servicio de caja – y autoservicio).

El SFD es una herramienta que permite eliminar el uso del papel en los procesos administrativos y comerciales y facilitar la firma de documentos.

El nuevo sistema es un mecanismo para optimizar el tiempo comercial, eliminar tiempos operativos, minimizar el riesgo operacional asociado a la potencial pérdida de documentación o a la falta de firmas y facilitar el trabajo de gestión y acceso a la documentación custodiada.

Liberbank estima que esto permite un ahorro cercano a los tres millones de euros anuales en costes directos (papel) e indirectos (archivo y tratamiento de los documentos).

Liberbank ha iniciado de esta manera la primera fase de adhesión de los clientes al nuevo sistema de identificación en todas las operaciones habituales en ventanilla. Posteriormente, procederá a implantar el sistema para la contratación de servicios y productos.