El Ayuntamiento de Santander celebró ayer domingo, el Día Internacional de la Música con un concierto a dos bandas protagonizado por la Banda municipal y varias formaciones musicales del conservatorio Ataúlfo Argenta.

La mañana musical se desarrolló en la Plaza Porticada con el objetivo de “celebrar la importancia de la música” y dar a conocer el trabajo que realizan estos profesionales a lo largo del año.

“Queremos celebrar y compartir los santanderinos un día especial para los músicos, aunando la profesionalidad de la Banda Municipal con la de los profesores y alumnos del Conservatorio Municipal”, ha explicado la concejal de Cultura, Educación y Juventud, Miriam Díaz.

Por la tarde, los alumnos del conservatorio municipal ofrecieron varios recitales en el parque de la Finca Jado en el que se dispusieron tres escenarios en los que se ofrecieron tres horas de música sonando al tiempo, una fiesta de la música en la que todos los vecinos de Santander estaban invitados a participar.

Hubo, además, un escenario alternativo donde los alumnos fueron dándose paso de forma abierta y participativa interpretando las piezas elegidas, celebrando de forma  conjunta el día de la música”.    En este sentido, la concejal ha señalado que esta fiesta  permite “visibilizar, compartir y disfrutar” junto a los vecinos del “gran trabajo que a lo largo del año realizan los alumnos del Conservatorio Municipal“.