La Fundación Botín ha seleccionado los 11 proyectos ganadores de la VII edición del programa Talento Solidario, y abre el plazo para aquellos profesionales cualificados en situación de desempleo que quieran incorporarse al Tercer Sector presenten su candidatura.

De esta forma, once organizaciones sociales recibirán la ayuda de la Fundación Botín para la contratación de empleados o servicios profesionales externos, con los que pondrán en marcha los proyectos que han sido seleccionados en esta edición. Con esta iniciativa, la Fundación contribuye a la incorporación de una cultura innovadora que facilite al Tercer Sector asumir nuevos retos para adaptarse a un entorno de grandes cambios motivados por la crisis económica, la globalización y la era digital.

Desde el próximo 30 de junio, y hasta el 22 de julio, estará abierto el plazo de inscripción para aquellos profesionales cualificados en situación de desempleo que quieran incorporarse al Tercer Sector. La solicitud será a través de la web de la Fundación.  

En el caso de los proyectos en los que se requieran servicios profesionales externos, se adjudicará el trabajo eligiendo las mejores propuestas presentadas por las organizaciones.

Con el programa Talento Solidario, la Fundación Botín desea contribuir a un Tercer Sector fuerte, profesionalizado, innovador y económicamente sostenible. Un objetivo que es hoy más necesario que nunca y para el que cuenta como entidades colaboradoras como la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán, la Fundación Caja Navarra o la Fundación Mahou San Miguel, entre otras.

A esta séptima edición de Talento Solidario se han presentado 516 entidades sociales de todas las comunidades autónomas españolas, encabezadas por Madrid (102 entidades presentadas), y seguidas por Barcelona (26), Málaga y Navarra (15) y Sevilla (14).

De las organizaciones participantes en la convocatoria, el 75% son asociaciones y el otro 25% fundaciones y, de ellas, el 68% optaron por solicitar la contratación de un profesional para que trabaje internamente en su organización, cuyo perfil más demandado es el de especialistas en marketing y comunicación, trabajo social y psicología. El 32% restante ha optado por la contratación de servicios profesionales externos para realizar trabajos relacionados mayoritariamente con procesos de calidad, desarrollo web, marketing y comunicación.

Gracias al programa van a poder desarrollarse iniciativas pioneras relacionadas con la dependencia, el medio ambiente, la salud, la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión social y la ayuda a la infancia.

Para poner en marcha estos proyectos, la Fundación Botín no sólo ayuda a la contratación de empleados o servicios profesionales, sino que va más allá y asesora a las entidades sociales en el desarrollo de los mismos.

Así, el programa hace hincapié en el fortalecimiento interno de las entidades participantes, redefiniendo sus formas de trabajar y sus procesos de gestión interna a través de la consultoría y asesoramiento estratégico, además de mejorando el liderazgo y la capacidad de gestión de sus directivos y equipos de trabajo.

Igualmente, la Fundación Botín fomenta el trabajo colaborativo de las entidades sociales seleccionadas a través de la Red Talento Solidario, un punto de encuentro para generar sinergias, colaboraciones e intercambio de información, en el que, además, se ofrece formación y una serie de servicios gratuitos que ayudan a las entidades a abordar mejor las problemáticas sociales a las que se enfrentan.

En la actualidad, la Red Talento Solidario está formada por 137 entidades sociales, de las que 73 han sido seleccionadas en las seis anteriores ediciones del programa y las otras 64 a través de la iniciativa El Desafío de Talento Solidario. El 80% de ellas han establecido ya colaboraciones entre sí.

Hasta la fecha, al programa Talento Solidario de la Fundación Botín se han presentado un total de 2.760 proyectos sociales, de los cuales 75 han sido seleccionados y proceden de todas las comunidades autónomas españolas. 

En las seis ediciones anteriores del programa se han generado un total de 88 empleos directos de profesionales altamente cualificados, de los cuales el 82% continúa trabajando en las organizaciones durante toda la duración del programa y el 50% mantiene su empleo tres años después de haber sido contratado.

En total, se ha prestado servicio a 5.752 profesionales y 3.200 entidades sociales, que se han beneficiado de iniciativas formativas y encuentros profesionales. Estos servicios han sido evaluados por el 100% de las entidades sociales participantes como de excelente, muy bueno o bueno.

Fruto de ello, el 93% de las organizaciones sociales han podido garantizar la sostenibilidad de sus proyectos, encontrando otras formas de cofinanciación diferentes a la prestada inicialmente por la Fundación Botín.