La Fundación Botín ha abierto el plazo para participar en la XXVII edición de sus Becas de Música, un programa de ayudas dirigido a facilitar una formación de excelencia a intérpretes, compositores y directores.

Los interesados en la convocatoria deben remitir a través de la web la solicitud y la documentación exigida antes del 28 de abril. La beca tiene una duración inicial de un año, pudiéndose solicitar su prórroga hasta un máximo de cinco.

La dotación económica dependerá del destino que se escoja: aquellos que realicen sus estudios en España recibirán 12.000 euros, mientras que para los que decidan formarse en el extranjero la ayuda será de 18.000.

Los actuales beneficiarios del programa son los pianistas Jorge Nava y Mª Teresa Saiz, junto al violonchelista Andrés Marabini, con becas destinadas a financiar Estudios de Grado Superior y a cursos de perfeccionamiento para titulados o formación equivalente en interpretación, composición y dirección.

Condiciones para participar en el programa

  • Los aspirantes a las Becas de Música de la Fundación Botín deben ser naturales y vecinos de Cantabria o haber residido en la región los cinco años anteriores a la solicitud de la ayuda.
  • Los candidatos instrumentistas no podrán ser mayores de 25 años, mientras que los vocalistas, directores y compositores no deben superar los 28.
  • Todos los aspirantes deben acreditar un expediente académico con una calificación en la especialidad igual o superior al notable durante el curso 2016/2017.
  • La concesión definitiva está condicionada a no disfrutar de otra beca o ayuda simultánea para el mismo concepto, a excepción de las becas ERASMUS. 

La prueba de audición para los intérpretes será el sábado 10 de junio y esta Fundación en Cantabria ofrecerá un servicio gratuito de pianista acompañante que incluirá la prueba de audición abierta al público y dos ensayos previos de 45 minutos. Rosa Goitia y Silvia Carrera acompañarán a los aspirantes.

Por su parte, los compositores deberán presentar dos obras para su estudio selectivo por parte del jurado. Las piezas deben contar con certificado de autenticidad del profesor.

Los directores de orquesta y coro tendrán que entregar un vídeo con la interpretación de dos obras, y aportar el pertinente certificado de autenticidad. Quedarán exentos los candidatos de primer curso.

El fallo del jurado se conocerá a partir del 12 de junio, contra el que no cabe recurso alguno.

Este programa de becas de la fundación opera desde 1978 y pretende facilitar la formación de jóvenes artistas cuyo objetivo es hacer de la música su profesión. Alrededor de un centenar de intérpretes, compositores y directores han sido beneficiarios de esta ayuda.