La Joven Orquesta de Cantabria (JOSCAN) y la Camerata Coral de la Universidad de Cantabria, bajo la dirección de Diego Martín, ofrecerán un concierto el próximo domingo, 27 de marzo, a las 19 horas en la Sala Argenta del Palacio de Festivales, donde interpretarán dos grandes obras de Mozart, la Sinfonía número 29 y la Gran Misa en do menor.

La Joven Orquesta de Cantabria nace en 2011 como proyecto artístico-educativo patrocinado por la Consejería de Educación Cultura y Deporte.

El creciente interés de los jóvenes en adquirir formación musical que, paralelamente a sus estudios oficiales en los Conservatorios, les permita complementar la formación orquestal e instrumental a aquellos que aspiren a una actividad profesional en un conjunto sinfónico, ha tenido como consecuencia el nacimiento de este proyecto que cubre el vacío que existía en Cantabria en un aspecto tan importante para cualquier futuro profesional de la música.

Junto a la dimensión pedagógica del proyecto, la JOSCAN pretende, en la medida de lo posible, contribuir a enriquecer la vida musical de la región. La orquesta, compuesta por alumnos de Enseñanzas Profesionales y Superiores de Cantabria, desarrolla su formación a través de encuentros de carácter intensivo, los estudiantes reciben clases y ensayos seccionales, orquestales y de cámara bajo la tutela de profesores de reconocido prestigio profesional, y que aportan una amplia experiencia orquestal.   

La JOSCAN quiere consolidarse como uno de los proyectos educativo-musicales más interesantes de la Comunidad, fruto de la colaboración entre la Consejería de Educación, el Festival Internacional de Santander, y los tres conservatorios profesionales de la región.

La Camerata Coral de la Universidad de Cantabria lleva más 40 años interpretando música de diversos estilos. Es obra suya el estreno en el siglo XX de obras de los maestros de capilla de varias catedrales: José de Nebra, Enrique de Villaverde, Jerónimo de Carrión, Miguel de Irízar, Juan Ezequiel Fernández, Manuel Ibeas, Miguel de Ambiela, Cristóbal de Medrano (Magister Cantabriensis) y, en especial, Juan Antonio García de Carrasquedo, primer maestro de capilla de la Catedral de Santander.