El Gobierno de Cantabria invertirá 200.000 euros en un proyecto de mejora de la Cueva del Chufín, consistente en la rehabilitación de las antiguas escuelas de Riclones como centro de recepción de visitantes, y la mejora de la senda de acceso a dicha cavidad que rodearía el embalse de la Palombera.

Así lo ha anunciado el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna, en la inauguración del Encuentro Europeo de Turismo Arqueológico ‘Arte Rupestre Patrimonio Mundial y municipios rurales’ que ha comenzado este miércoles en El Soplao, y que reúne a más de 80 expertos en este ámbito hasta el próximo domingo.

Serna ha señalado el patrimonio rupestre de nuestra región como una de sus “grandes fortalezas”, y ha subrayado que, desde el inicio de esta legislatura, el Gobierno de Cantabria ha tenido muy claro “la excepcionalidad” de nuestro patrimonio rupestre y “todo lo que ello representa”.