Miles de jóvenes se darán cita los próximos 31 de julio y 1 de agosto en Laredo en la cuarta edición del Summerfun que, bajo el lema ‘Creado para sentir’, quiere seguir siendo un referente de la música electrónica de nuestro país.

Su apuesta por redoblar la calidad artística, con algunos de los mejores DJ’s del panorama internacional, sumada a una impecable producción, garantizan la diversión a un público que aguarda la apertura de puertas de uno de los eventos más multitudinarios del verano pejino.

Más de treinta y cinco intérpretes, dos escenarios y sesiones de doce horas ininterrumpidas de la mejor música prometen deparar una experiencia inolvidable a todos los asistentes.

Así lo han explicado este martes sus organizadores, David Castillo y Gabriel Vegas, en una rueda de prensa celebrada en el Ayuntamiento de Laredo en la que ha participado la concejal de Festejos, Charo Losa que ha elogiado el trabajo de los promotores a lo largo de los meses previos a esta iniciativa surgida para que los jóvenes de Laredo y de otros puntos de España puedan disfrutar de uno de sus estilos musicales preferidos.

La campaña en redes sociales incluye la edición de un vídeo en el que se ha querido proyectar una imagen menos conocida de Laredo, en esa idea de que “la noche es más divertida que el día”, como han destacado Castillo y Vegas. “Invitamos a dejarse invadir y llevar por la música, que es lo más importante en lo que se basa el Summerfun“, han dicho.  

Por primera vez el festival repite emplazamiento en el Polígono de La Pesquera, con unos accesos inmejorables y en la que se minimiza el impacto acústico a la mayoría de la población residente en la villa pejina.

En dicha ubicación funcionarán el recinto principal denominado Open Air, destinado a la Música Techno & House, así como una carpa denominada Future Stage, en la que sonarán los temas más “mainstream” o comerciales. Las ediciones precedentes han incrementado la expectación por el Summerfun fuera de las comunidades limítrofes -País Vasco, Asturias, La Rioja- que, junto a Cantabria, hasta ahora eran el principal caladero de este festival y a falta de diez días, la compra de entradas se ha disparado en Madrid, Barcelona, Castilla La Mancha o Castilla y León. Cabe subrayar la organización de autobuses que recalarán en Laredo directamente procedentes del sur de Francia