El alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, ha ofrecido el recinto de La Lechera como futura sede del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria, MUPAC, ya que considera que la ciudad “reúne las condiciones idóneas” y es “la que más necesita” contar con esta infraestructura cultural.

“Somos la mejor oferta para el MUPAC“, ha resumido el alcalde en una rueda de prensa en Santander para dar a conocer los asuntos que ha abordado con el consejero de Cultura, Ramón Ruiz, quien, al ser preguntado por este ofrecimiento, que se suma al de otros municipios cuyo nombre no ha querido desvelar, ha subrayado que la ubicación del museo es “una decisión política” que se tomará de forma colegida por el Consejo de Gobierno.

El consejero ha insistido en que desde el Gobierno no se “desecha ninguna posibilidad”, incluida el mantenerlo en Santander –“lo que estamos diciendo es que no necesariamente tiene que ser en Santander pero no es que Santander esté descartada”–, se necesita “un espacio digno, situación estratégica, económica y turística, y un espacio adecuado” y también ha puntualizado que el continente puede ser un edificio a rehabilitar o bien una edificación nueva, algo que no ha descartado el Ejecutivo, y está de que “cualquier ayuntamiento daría la bienvenida” a este “referente mundial del arte paleolítico y rupestre”.

A preguntas de la prensa sobre por qué se plantea el Gobierno buscar un emplazamiento diferente a Santander, Ruiz ha respondido que en la capital cántabra el museo “no tiene ubicación”, una vez que los técnicos han determinado que no hay espacio suficiente en la antigua sede del Banco de España –que tiene unos 3.300 metros cuadrados cuando se necesitan unos 6.000– y se ha llegado a un acuerdo para que albergue una sede asociada del Museo Reina Sofía. En este contexto, el Gobierno se encuentra con la “necesidad” de buscar “más pronto que tarde” una nueva y “digna” sede para el MUPAC.   

Respecto a si este hecho descarta el Mercado del Este, ha reiterado que desde el Ejecutivo “no desechamos ninguna posibilidad”, pero ha incidido en que se trata de un museo de Cantabria, “que parecía que en el imaginario se había asociado necesariamente a Santander”, y existen ofertas para acogerlo, tanto de Torrelavega como de otros municipios, y preguntado por la ubicación que ofrece Torrelavega, afirma que es un lugar “bien situado respecto al nacimiento del arte rupestre en Cantabria” pero “hay que mirar otras variables