El proyecto de la Fundación, escogido por un jurado internacional, era uno de los 23 finalistas seleccionados previamente entre 93 propuestas de toda Europa y ha sido galardonado dentro de la categoría ‘Conciliación de intereses y percepciones’.  

Además de la Fundación, otra organización española, SEO/BirdLife ha recibido el premio de Ciudadanía Europea por su campaña del Día Europeo de la Red Natura 2000. Los otros cuatro premiados en otras categorías han sido proyectos de Dinamarca, Alemania, Francia y una propuesta transfronteriza de nueve países de la cuenca del Danubio.   

Según ha explicado la Fundación en un comunicado, el proyecto premiado “pone de manifiesto” que la “buena cohabitación” es la “clave” para la conservación del oso pardo.

La FOP ha promovido la implicación de los agentes sociales en la conservación del oso y su hábitat desarrollando acciones, como la firma de decenas de acuerdos de colaboración con entidades locales y asociaciones de cazadores y apicultores; la cesión de más de 1.400 cercados eléctricos para prevenir conflictos; la edición de manuales y celebración de reuniones para difundir buenas prácticas de convivencia, o el establecimiento de patrullas de vigilantes para asegurar la protección de los osos.

Para la Fundación, este premio supone un reconocimiento al trabajo realizado desde 1992, intentando conciliar los intereses de la población local con la conservación del oso pardo y su hábitat. Este colectivo ha considerado “fundamental” el “apoyo” recibido desde Administraciones, diferentes fundaciones, empresas y colectivos para poder realizar las acciones ahora premiadas.

El premio Natura 2000 fue creado por la Comisión Europea en 2014 para dar a conocer a la ciudadanía la Red Natura 2000 y su “importancia como instrumento de protección del patrimonio natural de Europa”.    Ha recordado que se trata de la “mayor red de espacios protegidos del mundo”, con más de 27.000 lugares terrestres y marinos, que cubren más del 18 por ciento de la superficie europea.  Los premios pretenden reconocer la excelencia en la gestión de las zonas Natura 2000 y mostrar el valor que posee la red para las poblaciones y economías locales.