La próxima aplicación móvil que pondrá en funcionamiento el Ayuntamiento de Santander, en el marco de su avance como smart city, será la de gestión de residuos, que hará posible mantener una relación directa con los usuarios.

En los próximos días, los ciudadanos podrán empezar a descargarse esta aplicación, con una información básica que, entre otras cuestiones, permitirá enviar cualquier tipo de incidencia a la empresa concesionaria del servicio, además de la disposición de horarios de los puntos limpios móviles o avisos para la recogida de voluminosos o enseres de mayor tamaño.

Ha empezado ya el despliegue tecnológico que permitirá contar con sensores para conocer el estado, en tiempo real, de los puntos de vertido, sistemas de control por GPS de los trabajos y sensores móviles en los vehículos de recogida que recojan información sobre la calidad del aire, temperatura, humedad, etc.

De esta manera, el 80 por ciento de las papeleras tienen instalados en este momento dispositivos para su control y el 10 por ciento de los contenedores disponen de sensores que ofrecen datos sobre el nivel de llenado, lo que permitirá optimizar el sistema de recogida de residuos en la ciudad.

Una vez que finalice este despliegue, se incorporará esta información a la aplicación móvil que los ciudadanos tendrán a su disposición, de forma que, en esta segunda fase de implantación de la APP, el usuario podrá conocer, por ejemplo, el nivel de llenado del contenedor situado junto a su vivienda o la hora a la que pasará el camión de recogida.

Este servicio es uno de los que se sumarán a la plataforma tecnológica única en la que está trabajando la ciudad de Santander para implantar su estructura como ciudad inteligente, y que contará también con el alumbrado, la movilidad y el agua entre sus verticales.

Dentro del proyecto Smart Water, se han desplegado, en el barrio de Nueva Montaña, un millar de dispositivos de lectura de contadores domiciliarios a distancia, así como sensores de caudal de la red, de presión y de nivel de agua en el colector de saneamiento, lo que permitirá conocer exactamente el funcionamiento del sistema de abastecimiento de agua y de saneamiento del barrio, tanto a nivel general como de cada usuario.

Ya está en funcionamiento la aplicación móvil a través de la cual los ciudadanos tienen acceso a los datos relativos al consumo, la presión o la calidad del agua.

La movilidad también se incorporará a la plataforma tecnológica. Entre las acciones que se han llevado a cabo en este campo, la aplicación móvil Smarter Travel, que hace posible conocer el estado del tráfico en tiempo real en todas las calles de la ciudad, así como las incidencias que se produzcan: si hay obras, si una calle está cortada al tráfico en ese momento, si hay algún corte programado, en qué fechas y horarios, etc.

Ya se han celebrado las primeras reuniones del Centro de Investigación de Ciudades Inteligentes de Santander, que el Ayuntamiento desarrolla en colaboración con la Universidad de Cantabria, Ferrovial y el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), y que desarrollará proyectos de innovación, desde su fase embrión hasta su implantación, destinados a consolidar el modelo de ciudad inteligente y sostenible.