Un grupo de jóvenes ciegos o con discapacidad visual se han iniciado en la práctica del surf en Liencres, gracias a la Escuela de Surf de Santander y el asesoramiento de la ONCE.   

Los participantes han calificado de “extraordinariamente satisfactoria” la experiencia, que tuvo lugar este sábado a las 18.30 horas en la playa de Liencres.

Los monitores habían recibido previa formación de la ONCE sobre cómo interactuar con una persona con discapacidad visual y consiguieron que los jóvenes disfrutaran por primera vez de una actividad “intensa y divertida” como el surf, a la que “no creían poder acceder”.   

Así, todos celebraron “con entusiasmo” la superación personal que supone enfrentarse a este tipo de retos, informa la ONCE en un comunicado.