Liberbank prepara una ampliación de capital por un importe de unos 500 millones de euros con el objetivo de amortizar anticipadamente los 124 millones de euros de bonos convertibles contigentes, conocidos como ‘CoCos’, suscritos por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y pagar dividendos a sus accionistas en 2015.

La junta general de accionistas de Liberbank, convocada para el 29 de abril, decidirá sobre la autorización para una ampliación de capital de 900 millones de acciones de 0,30 euros de valor nominal cada una, según consta en el orden del día remitido este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Liberbank ha justificado la opción de la ampliación de capital en que la entidad, para el desarrollo de su negocio, debe mantener unos niveles adecuados de recursos propios en comparación con su volumen de actividad y su situación en el mercado.

La entidad financiera, que integra a Cajastur, CCM, Caja Cantabria y Caja de Extremadura, ha completado su reestructuración, reduciendo sus costes desde 2011 en un 38%, mejorando su ratio de eficiencia y su capacidad de competir en el mercado.

Según los datos de cierre del año 2012, en el que obtuvo un beneficio de 48 millones de euros, a cartera de riesgos, excluidos los activos cubiertos por el EPA, está formada mayoritariamente por riesgos con particulares y pymes (70%) y tiene un porcentaje de riesgo promotor residual, del 2% del crédito.