Toledo, Avilés (Asturias), Cuenca, Plasencia (Cáceres) y Torrelavega (Cantabria) han sido las ciudades elegidas por Liberbank para la prueba piloto de su nuevo modelo de red comercial.

Este plan del banco redefinirá sus modelos de sucursal, que se dividirán en cuatro tipologías distintas: oficina emblemática o flagship, oficina urbana, oficina urbana ligera sin caja y oficina de autoservicio.

Liberbank ha explicado que el objetivo es ofrecer el mejor servicio bancario y captar nuevos clientes, a través de una mayor capacidad de actuación comercial, que mejorará la oferta de productos y servicios financieros.

Así por ejemplo, en el caso concreto de la ciudad de Toledo, Liberbank ha explicado que las nuevas oficinas estarán operativas a finales de mayo, por lo que las obras de adaptación ya han comenzado. A partir de esa fecha, la capital de Castilla-La Mancha contará con una oficina emblemática y seis urbanas. Es decir, sólo permanecerán abiertas siete de las 14 oficinas actuales.

El personal de las sucursales que desaparecen quedará integrado en la nueva flagship de Zocodover, o en las otras seis nuevas oficinas urbanas.

La oficina principal de Zocodover seguirá, por tanto, siendo la oficina de representación de Liberbank, y tendrá gestores especializados de todos los productos financieros que ofrecerá la entidad, que también tiene previsto modernizar todos sus cajeros automáticos.

En ella se integrarán la actual urbana 5 y la urbana 9, por lo que las oficinas de la calle Trinidad, situada junto a San Marcos, y la de la plaza de la Merced, junto a la Diputación de Toledo desaparecerán.

Las actuales oficinas urbanas número 1 (calle Esparteros), número 3 (calle Andalucía), número 4 (calle Alberche, 44), número 8 (calle México), número 13 (calle Dublín) y la número 15, situada en la Ronda Buenavista se transformarán en oficinas similares a la de bandera pero de menor tamaño. Y en ellas se integrarán las urbanas restantes que desaparecen del actual mapa de oficinas urbanas al ser consideradas de pequeño tamaño.

El nuevo modelo de Liberbank cuenta con otras dos tipologías de oficina, que en Toledo han quedado descartadas. Se trata de la oficina urbana ligera sin caja, que funcionarán como centros orientados a proveer servicios de atención y gestión de clientes distintos del servicio de ventanilla y que, por tanto, contarán con zonas de autoservicio.

El último nuevo tipo de oficina de Liberbank es la denominada de autoservicio, una sucursal diseñada para que todas las operaciones puedan llevarse a cabo por el usuario a través de equipos de autoservicio.