La Consejería de Educación, Cultura y Deporte ha publicado este viernes en el Boletín Oficial de Cantabria la resolución de incoación del expediente de Bien de Interés Cultural (BIC) de carácter inmaterial a las danzas tradicionales.

En concreto, se protegen los bailes de Los Picayos, las Danzas de Palos y de Arcos, la Danza de Las Lanzas, el Baile del Conde de Lara, la Danza de San Pedro, El Pericoque, Trepeletré y las Jotas Montañesas.

Dichas danzas y bailes forman parte del acervo cultural de la región desde hace largo tiempo. Aunque son variantes de otras existentes a lo largo del territorio nacional, presentan dos características fundamentales: poseen una personalidad históricamente definida, que va unida a los valles y comarcas de Cantabria, y cuentan con una arraigada tradición.