La nueva infraestructura turística funcionará antes de verano.

El contrato de adjudicación de las obras ha sido rubricado por el director general de Turismo, Santiago Recio, y el responsable de Accsa, Carlos Nachón, quien ha felicitado al Ejecutivo de Ignacio Diego por el trabajo desarrollado y sacar adelante proyectos de inversión en momentos de crisis, a través de los proyectos incluidos en la iniciativa InverCantabria, de la que ha dicho que en su dilatada experiencia no existen antecedentes en el mundo.

La compañía realizará una inversión de 13,9 millones de euros, de los cuales 11,5 millones están destinados a la construcción de la instalación y los 2,4 millones restantes a un canon inicial que recibirá el Gobierno de Cantabria, que se complementará con otros adicionales en función de los ingresos y el número de visitantes.

La instalación contará con dos telecabinas independientes que darán soporte a unas 60 cabinas, con una capacidad de ocho plazas cada una; su trazado discurrirá a lo largo de seis kilómetros, con cuatro estaciones situadas en puntos estratégicos del parque.

Entre los beneficios de la nueva infraestructura turística está el disfrute de una mayor accesibilidad y facilitar al usuario una visión panorámica en altura. Además, mediante este transporte, los efectos de las inclemencias climáticas disuasorias de los visitantes (lluvias, temperaturas bajas, brumas¿) disminuirán, puesto que es un transporte seguro, confortable, interesante y diferente que permite apreciar el Parque de la Naturaleza de Cabárceno sin el inconveniente de llevar transporte propio.

Tras la realización de un estudio de mercado se estima que el grado de utilización del telecabina superará los 200.000 usuarios anuales.

El Telecabina del Parque de la Naturaleza de Cabárceno propuesto en este proyecto consta de dos instalaciones independientes que une puntos estratégicos dentro de las áreas de los accesos sur y este del parque, así como, en el área del Mirador del Rubí y la que se sitúa en el perímetro superior del recinto de los Osos.

Se trata de un trazado de aproximadamente 6 kilómetros de longitud, en dos instalaciones independientes. La duración del trayecto sería aproximadamente de entre 50 y 30 minutos para velocidades de transporte entre 2 y 3 metros por segundo.

Se ha proyectado un transporte aéreo por cable de tipo unidireccional, frente a los de tipo vaivén (como por ejemplo Fuente Dé), y automático para que su manejo sea desde las estaciones y no desde las cabinas.

La velocidad de trayecto será constante en todo su recorrido, excepto en las áreas de las estaciones donde, provistas las cabinas de piezas desembragables, esta velocidad se reducirá para facilitar el acceso y salida de ellas.

La capacidad máxima de la instalación permitirá transportar alrededor de 1.000 personas/hora, para satisfacer las puntas de afluencia del recinto, teniendo la posibilidad de añadir o suprimir vehículos acorde a la variación en la afluencia de visitantes según la época del año.

Dispondrá de cuatro estaciones en las que se podrá acceder a la instalación, situadas en puntos estratégicos en base a maximizar el atractivo turístico, orografía del terreno, accesibilidad a los mismos y al parque.

La Estación1, en Cabárceno, junto al acceso Este.La Estación2, junto al Mirador de Rubí en la zona Norte del parque.

La Estación3, junto al recinto de los osos en su parte norte.

La Estación4, junto al acceso Sur por Sobarzo al parque.

Todas ellas dispondrán de servicios de abastecimiento de agua potable, saneamiento, luz y comunicaciones.

En las zonas de las estaciones 1 y 4 se habilitarán aparcamientos con los cuales descongestionar el interior del Parque y aumentar la capacidad y accesibilidad a la instalación con unas áreas aproximadas que pueden rondar los 4.500 metros cuadrados en la Estación 4, y alrededor de 6.000 metros cuadrados en la Estación 1, que acogerán aproximadamente 155 y 200 plazas nuevas de aparcamiento, respectivamente. En estas estaciones se ubicarán los motores eléctricos de potencias aproximadas a los 500 kilowatios, que darán servicio a la instalación.

El trazado que se ha proyectado permite construcción de dos telecabinas independientes, con las consiguientes ventajas para operaciones de mantenimiento y seguridad.