La tasa de abandono escolar de Cantabria se ha colocado como la más baja de España (9,2%) durante el primer trimestre del presente año, según refleja la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Ministerio de Educación.

La Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria, liderada por Miguel Ángel Serna, destaca que este porcentaje de abandono es el más bajo por comunidades y hace que Cantabria supere por primera vez al País Vasco (9,4%), segunda ccaa con menor tasa de abandono. La media española es del 21,2%.

Además, en Cantabria la tasa de abandono se ha reducido un 0,5% en el primer trimestre del año en relación con el trimestre anterior (menos que la media, que lo hizo un 0,7%) y un 2,1% en relación con el mismo trimestre del año pasado, en este caso una décima más que la bajada media del 2%. 

El concepto ‘abandono escolar temprano’ se refiere a la población de 18 a 24 años que no ha completado el nivel de Educación Secundaria y no sigue ningún tipo de educación-formación. 

Del análisis de los datos se deduce que Cantabria ha reducido su tasa del 9,7% en 2014 al 9,2%, porcentaje similar al de Finlandia o Alemania. Así, la Consejería destaca que la región “supera con creces” las previsiones que la Unión Europea había marcado para España en la Agenda 2020, que eran del 15%. 

El consejero de Educación considera que estos datos están “estrechamente relacionados” con el incremento del 30% del número de alumnos que cursan Formación Profesional en los últimos cuatro años, así como con la ampliación de los ciclos formativos y la mejora de las instalaciones educativas. 

En 2012, Cantabria registró un abandono educativo temprano del 14,2%, frente al 9,2% actual.