El Proyecto Ríos inicia su décimo año de investigación de las cuencas fluviales cántabras. La iniciativa, impulsada por la Asociación Cambera, cuenta con la colaboración de 500 personas.

A lo largo del mes de mayo, el proyecto desarrollará una nueva campaña para el estudio de los ríos de la región, en la que voluntarios se encargarán de muestrear el estado de conservación de tramos distribuidos por la mayor parte de las cuencas de la Comunidad.

Entre otros aspectos, destacan la determinación de la calidad del agua, del bosque de ribera, el inventario de flora y fauna, la detección de especies invasoras, la situación de la biodiversidad amenazada o el estado de sus riberas. Esta metodología viene apoyada por la dotación a los grupos de voluntarios, por parte de la Asociación Cambera, de materiales gratuitos con los que determinar los diferentes parámetros indicadores, tales como manual de inspección de ríos, lupas, termómetros, redes o fichas de identificación de la biodiversidad.

Para que los voluntarios puedan desarrollar de manera óptima su labor, la Asociación Cambera llevará a cabo actividades formativas específicas.

La primera de ellas se desarrollará este sábado 29 de abril en el Parque de la Viesca (Torrelavega) donde, a partir de las 10 horas se mostrará cómo realizar una correcta inspección de ríos.

Otras actividades formativas en muestreos de ríos se desarrollarán a lo largo del mes de mayo. Este año el Proyecto Ríos desarrollará, además, un seguimiento de las poblaciones de desmán ibérico, especie protegida de difícil localización y de la que se tiene escasa información.

Para ello, se está creando una metodología participativa para la detección a través de transectos y métodos no invasivos, que permitan determinar la presencia o ausencia de este pequeño mamífero, además de acciones formativas sobre la especie para los voluntarios participantes.

El Proyecto Ríos, una iniciativa de la Asociación Cambera, pretende fomentar el acercamiento de todas las personas interesadas a los ecosistemas fluviales de Cantabria para que los conozcan y adopten responsabilidades hacia los mismos.

Se desarrolla en Cantabria gracias al acuerdo de colaboración entre la Asociación Cambera y la Associació Hàbitats.