Un trabajo que recupera la obra y la figura del poeta y ensayista Juan Gil-Albert y la poesía del siglo XX, obra del alicantino Manuel Valero Gómez, obtiene el XVI Premio Internacional Gerardo Diego de Investigación Literaria Así lo ha decidido por “unanimidad” un jurado compuesto por los profesores Javier Díez de Revenga, Pilar Palomo, Rosa Navarro Durán, Antonio Sánchez Trigueros y Juan Manuel Díaz de Guereñu, según ha informado en un comunicado la Fundación Gerardo Diego.  

Según ha destacado el jurado, el ensayo premiado supone la “recuperación de una figura señera de la poesía española”, admirada, considerada, editada y leída, pero difícil de ubicar en una generación”.   

“La historiografía española lo ha considerado acertadamente un poeta isla, no un poeta aislado -comentó al respecto Díez de Revenga, presidente del jurado-; sin grupo, aunque relacionado con todos”, ha explicado el jurado que considera que la “importancia” que, a su juicio tuvo Gil-Albert “reclamaba urgentemente un trabajo monográfico como este”.  

Ha calificado el trabajo premiado como un estudio “científico, sereno y reflexivo, riguroso, exento de hagiografía, capaz de acercar la hondura, las resonancias y la belleza de la obra de un poeta que recorrió el siglo XX”.

Por parte del jurado, se señala que el estudio de Valero Gómez demuestra cómo Gil-Albert está en permanente contacto con todas las corrientes del siglo, apuntó Pilar Palomo.  

“Los poetas del medio siglo, como Gil de Biedma, quienes en un primer momento lo ignoraron, después lo leyeron y acabaron por reconocer su talla y su singularidad”, ha dicho Rosa Navarro, integrante del jurado.   

El fallo del premio, convocado por la Fundación Gerardo Diego, en colaboración con la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander, conlleva la publicación de la obra en Pre-Textos.   

Se ha dado a conocer en la Residencia de Estudiantes de Madrid, con la asistencia de Alicia Gómez-Navarro, su directora; Elena Diego, hija del poeta y presidenta de la Fundación, y de Juan Cuesta Diego, nieto de Gerardo Diego.

Este galardón, de amplio prestigio en el hispanismo internacional, tiene como propósito distinguir la calidad, rigor y originalidad de aquellos trabajos inéditos que aporten nueva luz sobre el canon de la poesía española del siglo XX.