El Ciclo de Conferencias sobre Prehistoria de Puente Viesgo, que este año cumple su vigésimo quinta edición, analiza las novedades del arte rupestre de la cueva de El Castillo en una conferencia que será impartida por Sergio Ripoll, prehistoriador de la Universidad Nacional a Distancia (UNED), en el Gran Hotel Balneario, escenario y horario habituales de las charlas programadas este año.

La conferencia de Ripoll, que aborda los trabajos científicos realizados en las pinturas rupestres de la principal cueva del yacimiento prehistórico que da nombre a la entidad organizadora de las conferencias de Puente Viesgo, la Sociedad de Amigos de las Cuevas del Castillo, sucede en el calendario de ponencias a la impartida por Marco de la Rasilla sobre los restos arqueológicos de neandertales descubiertos en la cueva asturiana de El Sidrón.

Como recordó en su exposición el propio Marco de la Rasilla, la cueva de El Sidrón es el asentamiento prehistórico más importante de la Península Ibérica en lo que se refiere al estudio de los neandertales, ya que se han encontrado más de 2.500 restos fósiles de unos 48.000 años de antigüedad que corresponderían a la fase final de esta especie.  

El ponente precisó que “el homo neandertal es la única especie europea desde hace 240.000 años”, tras reiterar la relevancia de la cueva prehistórica de El Sidrón, que forma parte junto con otros yacimientos prehistóricos de un proyecto científico para la obtención del genoma del neandertal y de genes específicos de esta especie humana.   

En este sentido, Marco de la Rasilla aclaró que ya se dispone de una secuencia completa del genoma neandertal y recalcó que los estudios efectuados sobre los restos fósiles de El Sidrón han permitido conseguir el ADN mitocondrial y han confirmado la existencia del gen que permitió la mutación del habla.  

El ponente agregó que se está estudiando qué genes específicos diferencian al neandertal del homo sapiens y ya se han descubierto algunos de ellos, como el del metabolismo, la pigmentación o el de las funciones cognitivas.