El alcalde de Astillero, Francisco Ortiz, y la concejala de Medio Ambiente, Ana García, han comprobado “in situ” el resultado de los trabajos llevados a cabo durante estos meses para el saneamiento, drenaje y recuperación ambiental de las Marismas Negras. En la visita estuvieron acompañados por los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente encargados del proyecto.   

Esta actuación ha supuesto una inversión de 180.000 euros financiada por el Gobierno de Cantabria y ha sido ejecutada .empresa Cuevas Gestión de Obras S.L.   

El proyecto afecta a un espacio de alrededor de 170.000 metros cuadrados situado a la entrada del municipio, con el objetivo de eliminar los malos olores que, en ciertas épocas del año y coincidiendo con los ciclos de mareas, se producen en este entorno, además de acondicionar y mejorar las zonas destinadas al paseo.

Para llevar a cabo el drenaje se han instalado nuevas tuberías de hormigón, además de caños y pozos de registro. Según informa el Ayuntamiento de Astillero en nota de prensa, las labores de saneamiento beneficiarán a los caminos que se encuentran en la zona que colinda con la línea ferroviaria de vía estrecha y en la que da a la ladera oeste, la más próxima a las calles Vista Alegre y Prosperidad.

En este lugar, se ha ejecutado un camino peatonal para facilitar “aún más” el tránsito por esta zona. También se ha procedido a eliminar el caballón que parte de la zona central de las marismas, en el punto en el que se ubica el mirador y en su lugar, se ha excavado para aumentar la seguridad del tránsito de los viandantes, aprovechando el material resultante para habilitar una isleta en la zona central, de forma que pueda servir de terreno para los asentamientos de aves que pueblan este entorno.