El presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria, Angel Cuevas, ha llamado a las administraciones y al sector a ser “audaces” y trabajar “juntos” para convertir Cantabria en un destino turístico de “primer nivel”. En el marco de este objetivo, ha instado a “estudiar la posibilidad de abrir” las cuevas originales de Altamira para poder ofrecerlo como algo “totalmente exclusivo”.   

Asimismo, ha propuesto que los hosteleros puedan contar con “unos pequeños cupos de entradas” para llevarlas a las ferias nacionales e internacionales. A la vez, ha insistido en la necesidad de apostar por la promoción y por la mejora de las infraestructuras de transporte para desestacionalizar el turismo.   

“Nos falta vendernos más y mejor ahí fuera”, ha afirmado Cuevas en la primera gala de la AEHC a la que asiste como presidente, en la que  ha reivindicado mejores conexiones con Madrid y Barcelona desde el aeropuerto, con precios y horarios “más razonables”; y una mejor conexión ferroviaria con la capital, con un trayecto “más rápido y con más frecuencias”.   

“Y es preciso que todos rememos en la misma dirección para que Cantabria cuente con un tren de altas prestaciones. Trabajemos juntos para avanzar en esto. Hagámoslo. Seamos audaces juntos”, ha propuesto Cuevas.   

Para desestacionalizar el turismo, ha incidido en la necesidad de contar con una oferta complementaria, un inventario de actividades para poder hacer paquetes turísticos y promocionarlos “juntos”.