La Fundación Botínha invertido 53 millones de euros en 2013, lo que supone un incremento del 15% con respecto al año anterior. De esta manera la fundación se consolida como  la primera fundación privada en España.

Para Emilio Botín, presidente de la Fundación Botín, “Esta cifra la consolida, un año más, como la primera fundación privada de España por volumen de inversión”. Del total de la inversión, 27 millones han sido destinados a la construcción del Centro Botín, al túnel  que soterrará el tráfico y la ampliación de los Jardines de Pereda.

Emilio Botín ha presentado este jueves la Memoria de la Fundación Botín correspondiente al 2013, en donde ha explicado el desglose de la inversión realizada, asegurando que el 75% ha sido invertido en Cantabria. Así, 8,4 millones se han destinado al área de Arte y Cultura; 2,9 millones se invirtieron en el Observatorio de Tendencias y en los programas de Desarrollo del Talento. 

En el año 2013, dentro del programa ‘Mind the Gap’ se han puesto en marcha tres nuevos proyectos y se están analizando actualmente otros tres. 

Para Botín, uno de los grandes logros de la Fundación Botín ha sido la captación de inversión externa, a través de la compañía japonesa Yamada Bee Farm, empresa que ha invertido 3 millones de euros en ‘Life Lenght’, empresa en la que la fundación tiene un 26% de participación. 

En otras áreas, destaca que la Fundación Botín trabaja desde 2005 en el Valle de Nansa buscando el desarrollo económico y social sostenible de la región. 

Finalmente, Emilio Botín ha hecho una especial mención al programa ‘Talento Solidario’, mediante el cual se contratan a profesionales cualificados que están en el paro para realizar proyectos innovadores y sostenibles en organizaciones sociales.

Se espera que para 2014, la Fundacion Botin continúe trabajando en la lucha por erradicar el desempleo juvenil, según explica la misma en un comunicado. 

Recientemente, la Fundacion Botín ha abierto las inscripciones para el programa Educación Responsable para centros de Cantabria y Madrid.