Cantabria ha cerrado este domingo una Semana Santa “estupenda” en  la que más de 60.000 personas han visitado las instalaciones que dependen de la empresa pública Cantur.

Principalmente, los visitantes han ido al Parque de la Naturaleza de Cabárceno -el “buque insignia” de la región y que ha acaparado el 60% de los turistas, colgando durante dos días consecutivos el cartel de completo-; a la estación de esquí de Alto Campoo, que también ha tenido que cerrar una jornada por la afluencia masiva de deportistas; y al teleférico de Fuente Dé, puerta de entrada a los Picos de Europa.

De hecho, el director general de Cantur, Javier Carrión, se ha referido a estos tres cierres -el de Alto Campoo del Jueves Santo, y los de Cabárceno del Viernes y Sábado Santo- como un “hito” en la Comunidad Autónoma y ha resaltado los datos de visitantes, que “superan” los registrados en la Semana Santa del año  pasado, por lo que ha considerado que, al “superarse las expectativas”, la de este 2016 ha sido “estupenda”.

En cuanto a las cifras, y en relación a esta jornada de Domingo de Resurrección, Carrión ha detallado a esta agencia que a Cabárceno han entrado más de 5.000 personas, que se suman a las cerca de 2.300 que han subido a Alto Campoo, y a las aproximadamente 2.000 que se han subido en el teleférico de Fuente Dé.