La telecabina del Parque de la Naturaleza de Cabárceno podría abrirse al público a principios del próximo mes de junio, si se constata para entonces que la instalación, que ya está terminada, cumple todos los requisitos de seguridad exigidos.  

De hecho, el funicular ya está operativo y lleva varias semanas “dando vueltas”, pero “vacío”, pues la normativa establecida exige que funcione un mes seguido sin fallar, es decir, sin que se produzca ninguna avería.

De este modo, si se cumple esta premisa, la telecabina podría ser usada por los turistas en poco más de un mes, a comienzos de junio, según ha apuntado este miércoles el consejero del ramo, Francisco Martín.

El titular de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de Cantabria ha recordado que este tipo de instalaciones de uso “masivo” –se prevé que el funicular de Cabárceno sea utilizado por medio millón de personas al año– tienen que cumplir un “requisito fundamental” que es la “absoluta y total seguridad”, y evitar así problemas derivados de un “mal” funcionamiento. Para ello se precisa un periodo de prueba “dilatado”, de al menos un mes.