Las personas que quieren ser traductores jurados tienen dos maneras para conseguirlo, mediante el título de Licenciatura en Traducción e Interpretación o aprobando los exámenes del Ministerio de Asuntos Exteriores (MAEC). 

Para acceder a cualquiera de las dos vías es necesario ser mayor de edad, tener una titulación universitaria española u homologada por el estado español y la nacionalidad española o europea.

Para aprobar los exámenes del Ministerio de Asuntos Exteriores para traductor jurado se necesita una formación específica ya que se deben pasar 4 pruebas: 3 de ellas escritas y una oral.  En las pruebas escritas se realizan diferentes traducciones de gran dificultad. Una de ellas sobre textos jurídicos en la que se puede usar el diccionario, y las otras dos, generalmente son textos periodísticos y no se pude usar el diccionario. El examen oral consta de un comentario de un texto en el que se debe mostrar el dominio del idioma que se va a traducir.

El Ministerio de Asuntos Exteriores convoca todos los años exámenes para habilitar traductores, los cuales exigen una gran preparación por lo que las agencias de traducción recomiendan cursos específicos para traductores jurados.

Para aquellos interesados en los exámenes de traductores jurados, pueden consultar la página del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.