Se trata del lema de la nueva campaña que el Ayuntamiento de Santander y SEO/BirdLife pondrán en marcha con el objetivo de concienciar a vecinos y turistas de la importancia de hacer un uso responsable de este gran parque, en el que existe una gran variedad de plantas y animales vinculadas a este ecosistema.

Esta nueva iniciativa, que se enmarca dentro de la Estrategia de Conservación de la Biodiversidad de Santander y del Plan técnico de gestión del parque, persigue fomentar un mayor conocimiento de las características de este gran parque urbano de 300.000 metros cuadrados y evitar prácticas comunes y habituales que, sin embargo, ponen en peligro la conservación de la biodiversidad de este espacio.

Con este objetivo se instalarán paneles que mostrarán la configuración y distribución del Parque de las Llamas, otros en los que se informará de las 50 especies de aves que pueden avistarse en este espacio, mientras que los terceros estarán dedicado a las especies exóticas o “visitantes no deseados”.