Cabaret Maldito’, la última entrega de la trilogía de shows con temática de terror, psicosis y humor, producida por El Circo de los Horrores, se estrena a nivel mundial en Santander, con el cartel de ‘no hay entradas. 

Tras haber acogido los espectáculos de ‘El Circo de los Horrores’ –el que nombre a la compañía– y ‘Manicomio’, Santander acoge desde el pasado viernes, cuando fue el estreno mundial, hasta el 12 de abril, el ‘Cabaret maldito’, que traslada al espectador a una vieja y decrépita catedral gótica transformada en un cabaret. 

Este ‘Cabaret Maldito’, ubicado en una carpa en el aparcamiento de los Campos de Sport de El Sardinero, el hogar de Lucifer, el “devorador de almas”, personaje encarnado por Suso Silva, Premio Nacional de Circo en 2003 y de quien partió la idea original. 

Además de él, en ese lugar, donde no existen reglas, prohibiciones ni tabúes, “donde los institutos más básicos de los seres humanos de dan rienda suelta”, según explica El Circo de los Horrores. 

En ese lugar conviven otros seres, entre ello, demonios, diablas, payasos, travestidos o depravadas madames, más de una decena de personajes que harán al espectador “reír, temblar o gritar”. 

Se trata de un show que mezcla el circo sensual, con casi una veintena de artistas que ofrecen número de equilibrismo, contorsionismo, cintar aéreas, acrobacias acuáticas, entre otras; cabaret oscuro, y el teatro descarnado. 

Además, en este espectáculo El Circo de los Horrores da un paso más e incorpora música en director y danzas acrobáticas, clásicas y modernas. 

El precio de las localidades para este espectáculo, no recomendado para menores de 18 años, oscila entre los 18 y los 45 euros. 

En Santander, habrá una función los miércoles y jueves, a las 20.30; dos los viernes y sábado, a las 19.00 y las 22.00, y dos el domingo, a las 17.00 y a las 20.00 horas.