Los turistas extranjeros que aterricen en el aeropuerto Seve Ballesteros-Santander recibirán este verano un folleto con descuentos y regalos en más de 160 comercios de Cantabria que se han adherido a una iniciativa del Gobierno regional conjuntamente con el sector para aprovechar la “coyuntura favorable” del mismo.

Se trata de una nueva campaña de promoción del comercio regional, abierta a todos los comerciantes que quieran participar, que comenzará en mayo y concluirá a finales de verano. Mediante un código QR impreso en un folleto que se entregará a los turistas extranjeros, éstos podrán descargar en su móvil los comercios, por localidades, adheridos a la promoción y visitar sus páginas web.

Dos azafatas se encargarán de repartir los folletos –editados en español, inglés, alemán, francés e italiano– en las llegadas de los vuelos.

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Eduardo Arasti, ha presentado la campaña este miércoles acompañado de la directora general de Comercio, Ana España, y de las distintas asociaciones y federaciones comerciales participantes.

Arasti ha insistido en que se trata de aprovechar la “coyuntura favorable” una vez que los datos estadísticos apuntan que el comercio minorista de Cantabria está “en la buena dirección” tras cinco años de caídas, como también el aeropuerto, con 3,7 millones de pasajeros en los últimos cuatro años, “el mejor resultado de la historia”. Igualmente ha destacado que nunca se han registrado más viajes y pernoctaciones de extranjeros en Cantabria que en esta legislatura.

La campaña se ha realizado por el Gobierno conjuntamente con el sector, con agrupaciones como Coercan, Asociación de Comerciantes del Centro, Asociación de Comerciantes del Casco Viejo, Unipimec, Apemecac y Fediscon, entre otras.

Por otra parte, a preguntas de la prensa sobre el recurso contencioso administrativo que la patronal de las grandes superficies, Anged, han interpuesto contra la orden que fija el calendario de aperturas dominicales de Cantabria para este año, el consejero ha explicado que, siguiendo la solicitud del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), el Gobierno ha trasladado el expediente administrativo a Anged y ha notificado la existencia del recurso a los interesados, como asociaciones y federaciones de comerciantes y sindicatos.

Arasti ha explicado que mantiene “una relación fluida” con todo el sector comercial de Cantabria, incluidas las grandes superficies, que le comunicaron su intención de recurrir el calendario, y ha subrayado que el Gobierno apoya al pequeño comercio “no de manera arbitraria” sino porque “la inmensa mayoría” de las 8.600 empresas y más de 32.000 empleos del sector son generados por el minorista.

“Por lo tanto, defender el pequeño comercio de Cantabria es defender el tejido empresarial de Cantabria y es defender el consumo”, ha subrayado el consejero.

El titular de Industria ha recordado que pequeño comercio y grandes superficies mantuvieron una postura “antagónica” a la hora de establecer el calendario de aperturas de este año –no así del anterior cuando hubo consenso– y el Gobierno decidió apoyar la que contara con mayor respaldo, que fue la que presentó el pequeño comercio “en bloque”.

En otro orden, respecto de la demanda de la Asociación de Casas en Entorno Rural de Cantabria, que representa a viviendas de la región dedicadas al alquiler vacacional, de una regulación de su situación, el consejero ha insistido en que “lo primero es cumplir la ley”.

“Vamos a escucharles pero lo primero que vamos a exigirles es que cumplan la ley vigente”, ha insistido, recordando que este hecho es una “reivindicación histórica” del sector turístico, que “merece que se apoye a los empresarios que cumplen la ley”.

También a preguntas de la prensa y previamente al encuentro que la Consejería mantendrá con representantes de la citada asociación, que ha convocado a última hora de la mañana una concentración frente a la sede de la Consejería en el PCTCAN, Arasti ha subrayado que esta legislatura el Gobierno “ha hecho cumplir la ley”, que es “lo que tenía que hacer”, en alusión a las inspecciones.

“En un ejercicio de responsabilidad, por primera vez en muchos años se ha hecho cumplir la ley en beneficio de los empresarios que cumplen con sus obligaciones y pagan sus impuestos”, lo que tiene una “repercusión positiva” en la calidad del servicio, ha remarcado.

El consejero ha traslado el ánimo de su departamento de escuchar todas las opiniones pero ha insistido en que “la ley está para ser cumplida” y la administración “tiene que cumplir la ley y hacer cumplir la ley”, en términos parecidos a lo que ha sucedido en el sector comercial, donde antes había comercios de más de 300 metros cuadrados que abrían en días no permitidos por ley.