Las cuevas prehistóricas de Cantabria celebrarán el martes 7 de julio una jornada de puertas abiertas para conmemorar el Día del Arte Rupestre.   

Así lo ha informado este lunes el Gobierno de Cantabria en un comunicado, en el que ha recordado que en 2013 el Ejecutivo decidió institucionalizar como ‘Día del Arte Rupestre de Cantabria’, con carácter anual, la fecha del 7 de julio, que es cuando se cumplía el quinto aniversario de la declaración que ha situado a las Cuevas Prehistóricas de Cantabria en el máximo nivel de consideración patrimonial a escala internacional.   

En esa fecha de julio de 2008, el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO, en su reunión anual celebrada en Québec (Canadá), admitió la candidatura presentada por España para incorporar a la Lista del Patrimonio Mundial el bien denominado ‘Arte rupestre paleolítico de la Cornisa Cantábrica’ (‘Cave art of Northern Spain’), como extensión de la Cueva de Altamira, ya integrada en la Lista en el año 1985.   

El bien quedó así denominado ‘Cueva de Altamira y Arte Rupestre del Norte de España’ (‘Cave of Altamira and Paleolithic Cave Art of Northern Spain’), con la referencia nº 310 bis.

En el bien UNESCO, de carácter seriado (esto es, constituido por una pluralidad de sitios), se incluyen diez cuevas de Cantabria: Altamira (Santillana del Mar), Chufín (Rionansa), Hornos de la Peña (San Felices de Buelna), El Castillo, Las Chimeneas, La Pasiega y Las Monedas (Puente Viesgo), El Pendo (Camargo), La Garma (Ribamontán al Monte) y Covalanas (Ramales de la Victoria), junto con cinco asturianas y tres del País Vasco.