Cantabria mantiene paralizados los permisos de pesca solicitados por barcos asturianos para faenar en aguas interiores de nuestra región y dice además, de cara a solucionar el conflicto generado entre ambas comunidades, que “la pelota está en el tejado” del Principado.

En concreto, se han parado los permisos solicitados por cinco embarcaciones de cerco de toda Asturias, situación en la que permanecen desde hace “aproximadamente” dos meses, según ha indicado este martes la directora general de Pesca de Cantabria, Pilar Pereda, que ha precisado al respecto que en el Ejecutivo están a la espera de ver cómo se desarrolla el conflicto antes de dar una respuesta y tramitar los permisos procedentes del Principado.  

Pereda, que ha aclarado que no hay margen de tiempo ni plazo alguno para mantener estas paralizaciones, ha señalado que en Cantabria están “abiertos” a recibir “cualquier mensaje positivo” de Asturias a la propuesta realizada, es decir, a que se tramite de forma favorable la solicitud hecha por pesqueros de San Vicente de la Barquera que normalmente faenan en aguas interiores asturianas.

Así, aunque según la titular de Pesca cántabra se mantiene la línea de comunicación entre ambas regiones, el Principado no ha contestado y se ha acogido al silencio administrativo, de modo que no ha dado permiso a las embarcaciones barquereñas para pescar en sus aguas.

A principios de este mes, Asturias propuso a Cantabria que el posible permiso a sus barcos para practicar la pesca cerco en aguas asturianas estuviera supeditado a que las federaciones de cofradías de ambas comunidades alcancen un acuerdo al respecto.