El Ayuntamiento de Santander ha recaudado cerca de 200 kilos de alimentos no perecederos para la Cocina Económica de las Hijas de la Caridad en el Día Mundial de la Solidaridad.

Coincidiendo con esta jornada, el Consistorio santanderino organizó visitas guiadas al Palacio de la Magdalena gratuitas para todas aquellas personas que entregasen, al menos, un kilo de alimentos no perecederos.

A lo largo de la mañana, entre las 10:00 y las 13:00 horas, fueron unas 400 personas, en su mayoría vecinos de Santander, los que se acercaron a visitar la antigua residencia estival de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia.

Muchos de los visitantes prefirieron abonaron la entrada, recaudándose más de 400 euros, que también se destinarán a la compra de alimentos, que se entregarán a las Hijas de la Caridad, destinatarias de esta nueva iniciativa solidaria.

Gracias a un pequeño gesto como la entrega de un kilo de alimento o el pago de una entrada, cuyo precio es de 3 euros, se puede contribuir a la mejora de la calidad de vida de aquellas personas que atraviesan momentos de dificultad.