El primer domingo de Guerras Cántabras renueva la programación estrenada en la pasada edición, dando prioridad a los jóvenes festeros nacidos en los años de recorrido fulgurante de una fiesta que cumple ya siete ediciones con el calificativo de Interés Turístico Nacional y Calidad Turística.   

Senado Romano, Consejo de Tribus o el Gran Desfile General Juvenil serán representados por los más jóvenes miembros de la asociación organizadora (Aguecan).

El desfile se extendió por la Avenida Cantabria de Los Corrales de Buelna hasta el Circo Máximo desde las 12 del mediodía. Y hubo mención especial para los nuevos componentes de la Asociación Guerras Cántabras, aprovechando el Circo Máximo para la entrega de las medallas a más de medio centenar de nuevos socios.

Por la tarde, de nuevo en el Circo Máximo, el propio César Augusto arengó a sus tropas para alcanzar la victoria definitiva antes de su marcha a Tarraco, cediendo el mando de sus legiones a su legado, Cayo Antistio Vetus. Su decisión estará refrendada por la mismísima Diosa Minerva, quién marcó la estrategia del emperador

Con su marcha, los cántabros comenzaron una nueva rebelión, preparando lo que será la segunda guerra contra el Imperio, que se escenificará la semana próxima. Entre tanto, por primera vez se podrá disfrutar en ese Circo Máximo de la Boda Cántabra, todo un espectáculo acompañado por la Entrega del Fuego del Hogar protagonizada por mujeres cántabras.