El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha inaugurado este martes el último subtramo de la Autovía A-8 del Cantábrico entre Unquera-La Franca en Asturias y ha señalado que esta apertura es “un gran paso para la cohesión entre las comunidades autónomas del norte, Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco”. “Se podrá viajar desde Faro (Portugal) hasta París por vías de alta capacidad”, ha dicho.   

Rajoy ha estado acompañado de la ministra de Fomento, Ana Pastor,  y los presidentes autonómicos del Principado de Asturias y de Cantabria, Javier Fernández e Ignacio Diego, respectivamente, entre otras personalidades políticas.

“Hoy es un gran día para Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco ya que esta vía de alta capacidad, que no está sobredimensionada, genera puestos de trabajo y competitividad”, ha destacado el jefe del ejecutivo. Y ha señalado que todos los españoles” tienen que estar hoy orgullosos por el esfuerzo humano y económico que se ha realizado para finalizar la Autovía del Cantábrico”.

Con esta apertura de 4,5 kilómetros de Autovía al se puede circular íntegramente por autovía en toda la Cornisa Cantábrica. Para los 12.575 vehículos que de media circulan diariamente por este tramo de la N-634 es una importante mejora en la comodidad, velocidad y seguridad de conducción, y se evita el paso por la travesía de la carretera N-634 en el Peral.

El presupuesto de la obra entre los enlaces de Unquera y La Franca,  de la autovía A-8, asciende aproximadamente a 58 millones de euros, cantidad que, sumada al coste de redacción del proyecto, al importe estimado de las expropiaciones y al coste de la asistencia técnica para el control y vigilancia de la obra, arroja una inversión total aproximada de 64 millones de euros.

En este sentido Rajoy ha asegurado que España está entre los diez países del mundo con mejor dotación en infraestructuras con una longitud de 165.000 kilómetros de carretera, de las cuales 15.000 kilómetros son de Autopista o Autovía.   

El presidente del Gobierno ha afirmado que el compromiso de su Gobierno es continuar invirtiendo en infraestructuras y por ello van a destinar 1.156 millones de euros en 2015 a nuevos proyectos y 935 millones de euros a conservar los que ya existen. En este sentido ha anunciado que el próximo año se inaugurará el tramo Benavente-Zamora de la Ruta de la Plata; la A-7 en Granada y la A-15 en Soria.