El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, ha mantenido un encuentro con los representantes de las asociaciones que organizan las cinco mascaradas, o carnavales tradicionales, dentro de la ronda de contactos para impulsar la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de Inmaterial, para estas manifestaciones culturales que se celebran en distintos lugares de la región.

Estos carnavales tradicionales son La Vijanera de Silió, que se celebra el primer domingo de enero; los zamarrones de Polaciones, en marzo; Los Carabeos (Valdeprado del Río), que tiene lugar en agosto; el carnaval de Piasca, que será el 18 de febrero, y la mascarada de Soba, también en el mes de marzo.

Ruiz ha subrayado la necesidad de proteger “este frágil legado” que se caracteriza en nuestra región “por su riqueza y diversidad”. En este sentido, ha anunciado que, para mediados del año que viene, confía en que su departamento pueda resolver el expediente de declaración de BIC, con categoría de Inmaterial, a estas cinco manifestaciones etnográficas y culturales.

Para ello, se ha acordado crear un grupo de trabajo en el que estén representadas las cinco asociaciones, a fin de aportar la información y documentación necesaria que ayude a la tramitación del expediente, además de organizar las actividades que se realizarán tras dicho procedimiento.