Liberbank llevará a cabo una ampliación de capital por 500 millones de euros, destinada a mejorar su rentabilidad, y rebajar su cartera de activos inmobiliarios y dudosos antes del fin de 2017.

El consejo de administración de Liberbank ha indicado que espera la aprobación en la junta general extraordinaria de accionistas que se celebrará el próximo 9 de octubre.

El banco tiene la intención de acelerar sus objetivos estratégicos y mejorar la rentabilidad a través de un refuerzo del balance y la mejora de su perfil de riesgo. Actualmente, los riesgos minoristas hipotecarios equivalen al 60% del total de la inversión crediticia de la entidad.

Liberbank estima que la mora se ubicará en el 3,5% en el año 2019 y la ratio de adjudicados quedará por debajo del 9%, mientras que la cobertura se incrementará en torno al 50%.

La rentabilidad sobre recursos propios (ROE) prevista para 2019 es del 7% y del 8% para 2020.

El banco ha señalado que podría abonar la retribución al accionista con cargo al ejercicio 2018 con un ‘payout’ del 20%, que se incrementará hasta el 40% en 2020.

Por otro lado, Liberbank se ha fijado como objetivo de alcanzar “en el corto plazo” una ratio CET1 ‘fully loaded’ proforma del 12%, desde el 11,6% actual.

La ampliación de capital tendrá derecho de suscripción preferente. Parte de los accionistas relevantes como Oceanwood, Ernesto Tinajero, Corporación Masaveu y las fundaciones bancarias han manifestado su intención de acudir a esta ampliación.

Liberbank ha indicado que su ampliación de capital cuenta con el preaseguramiento de Deutsche Bank y Citigroup Global Markets.