“Con esta medida, el equipo de gobierno quiere facilitar a aquellas familias que, como consecuencia de la situación económica actual, hayan podido ver reducidos sus ingresos una vivienda con unas condiciones de renta adecuadas a sus circunstancias”, subraya el concejal de Familia y Servicios Sociales.
Gómez explica que los solicitantes deberán ser personas físicas, mayores de edad, estar inscritos en el padrón de habitantes de Santander, con una antigüedad de, al menos un año, y los ingresos anuales de la unidad de convivencia no podrá superar en dos veces el IPREM, cuyo valor para el año 2014, queda fijado en 14.910 euros.
El precio de la renta de la vivienda en un precio equivalente a un máximo del 30 por ciento de los ingresos de la unidad de convivencia, con un mínimo de 100 euros mensuales, que será actualizada en la fecha en que se cumpla un año de la vigencia del contrato, aplicándose a la misma la variación del IPC.

FG_AUTHORS: Ayuntamiento de Santander – Noticia

Leer noticia completa: http://goo.gl/MMSxF3