Cantabria batirá su récord en 2017 llegando a los dos millones de turistas, según ha anunciado hoy el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, ante el Pleno del Consejo de Turismo.

“2017 ha sido un año excelente en el sector turístico y a pesar de que hemos tenido uno de los peores veranos que se recuerdan desde el punto de vista climático”, ha afirmado Martín, tras repasar la evolución del turismo en Cantabria en los últimos años, en los que se ha conseguido “sobrevivir a la crisis e, incluso, alcanzar datos precrisis”.

El consejero ha presidido la reunión plenaria del Consejo de Turismo, en la que, según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, se ha hecho balance del año y de las actuaciones llevadas a cabo por el Gobierno de Cantabria en materia turística.

La región ha pasado de recibir 1,5 millones de viajeros alojados en establecimientos reglados en 2010 a los 1.770.420 en 2016 y los dos millones que se alcanzarán este año. Lo que supone, según el consejero, batir el récord de 1,8 millones registrado en el anterior Año Jubilar Lebaniego en 2006.

El titular de Turismo ha destacado, asimismo, que durante estos últimos dos años, se han cumplido los dos grandes desafíos marcados por el Gobierno de Cantabria al inicio de legislatura: la internacionalización y la desestacionalización.

“La internacionalización de nuestro turismo empieza a ser un hecho después de que en 2016 creciera un 12% el número de viajeros extranjeros hasta llegar a los 329.472 y las 830.357 pernoctaciones y este año va camino de batir récord con 345.561 viajeros internacionales que se alojaron en establecimientos cántabros hasta octubre”.

Martín ha destacado el buen funcionamiento del sector entre los meses de abril a julio y de septiembre a noviembre, fuera de temporada alta, “con una gran ocupación”, lo que, en su opinión, es un síntoma de que “estamos consiguiendo la desestacionalización”. “El hecho de batir todos los récords no es algo coyuntural”, ha subrayado Martín, para quien la razón del éxito turístico hay que buscarla en que “Cantabria está de moda y engancha”.

Martín ha afirmado que el éxito del año es fruto de un esfuerzo colectivo, en el que los profesionales del sector “lo han dado todo y han hecho muy buena comercialización” y la Consejería de Turismo “ha redoblado esfuerzos para promocionar el Año Jubilar Lebaniego y los atractivos turísticos de Cantabria”.

Además, ha hecho hincapié en la celebración del Año Jubilar Lebaniego como atractivo del año y la mejora de la conectividad de Cantabria en alusión a las nuevas conexiones aéreas y compañías incorporadas al aeropuerto Seve Ballesteros, cuyo número de viajeros ha crecido hasta noviembre un 20% en el balance interanual y que el pasado mes “también fue la gran sorpresa a nivel nacional” con un 39% de incremento en el número de pasajeros.