Cantabria fue destino de 785.337 viajes en el primer trimestre del año, lo que supone un 20% más que en el mismo periodo del año anterior, el mayor crecimiento por comunidades, que de media retrocedieron un -2,5%. Sin embargo, Cantabria también lideró la disminución del gasto realizado en los viajes.

Unos viajes que representan el 2% del total nacional, según los datos de la Encuesta de Turismo de Residentes (ETR/Familitur) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, en Cantabria se realizaron 1,8 millones de pernoctaciones (un 6,6% menos que hace un año, lo que supone una caída diez puntos inferior a la media), que suponen el 1,6 por ciento del total nacional.

Los viajeros gastaron en Cantabria un total de 72,5 millones de euros entre enero y marzo, lo que supone un 36,6% menos que en el mismo periodo de 2016, y representa la mayor caída por comunidades, que de media retrocedieron un -10,4%. Esta cifra supone el 1% del gasto total en España.

El gasto medio por persona fue de 92 euros, el más bajo de todas las comunidades salvo Castilla La Mancha (82 euros) y refleja un desplome del -47,4%, el mayor del país, que de media retrocedió un -8%.

En el mismo sentido, el gasto medio diario ascendió a 38 euros, solo un euro superior al de Castilla La Mancha y un -32% inferior al de hace un año, que vuelve a ser el mayor retroceso aunque en este caso la media nacional creció un 7,9%.