Cantabria recicló 20.429 toneladas de envases en 2017, lo que evitó la emisión a la atmósfera de un total de 1,2 millones de toneladas de dióxido de carbono.

Así lo ha destacado la organización Ecoembes, que este jueves ha presentado los datos de reciclaje del pasado año, y que ha destacado que cada ciudadano de Cantabria depositó 9,8 kilos en el contenedor amarillo (envases de plástico, latas y briks) y 16,3 en el azul (envases de papel y cartón).

En este sentido, Ecoembes ha indicado que en 2017, para facilitar el reciclaje, se puso a disposición de los cántabros un 4% más de estos contenedores (240 nuevas unidades) hasta alcanzar los 6.107, lo que permite que prácticamente el 100% de la población tenga acceso a la recogida selectiva.

A ello se le suma la entrega de más de 1.400 puntos de reciclaje para fomentar la recogida en centros municipales de la Comunidad y la adhesión de 54 establecimientos al proyecto HORECA, de implantación del reciclaje en establecimientos del sector de hostelería y restauración.

Además, Ecoembes firmó acuerdos con las Amas de Casa de Cantabria, dio charlas de concienciación en colegios de diferentes entidades y colaboró con Asgeco Cantabria y el centro de mayores de Reinosa para fomentar este hábito.

En el conjunto de España, se reciclaron el pasado año 1.399.582 toneladas de envases domésticos, lo que supone un 3,5% más respecto al dato de 2016.