Cantabria registró una ocupación hotelera del 42,79% en el pasado mes de mayo, según señala el Instituto Cántabro de Estadística (ICANE), a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La cifra representa un avance del 2,16% respecto a mayo de 2017, y marca el mejor dato para un mes de mayo en la comunidad.

Las pernoctaciones hoteleras subieron un 3,9% el pasado mayo en Cantabria en comparación con el mismo mes del año anterior, más del doble que de media en España (1,6%).

La mayoría de las 228.174 estancias que se produjeron en Cantabria en mayo fueron generadas por turistas residentes en España, en concreto 161.915, que suponen el 70,9% del total, mientras que las 66.258 restantes (el 29%) correspondieron a extranjeros.

De este modo, las pernoctaciones de residentes en España retrocedieron un -2,3%, mientras las de extranjeros se dispararon un 23% en comparación con mayo de 2017.

Las pernoctaciones de los residentes en el país con destino Cantabria procedieron principalmente de Madrid (21,1%), Castilla y León (11,9%) y País Vasco y Andalucía (9,8% en ambos casos).

En los hoteles cántabros se alojaron en el quinto mes del año 112.006 personas, la mayoría, de nuevo, españolas, en concreto 77.876, el 69,5% del total, y el 30,4% restante de otros países, que sumaron 34.130.

Así, el número de turistas subió un 10,3% en mayo en Cantabria en términos interanuales, impulsado por españoles (+4%) y extranjeros (+27,9%).

La estancia media fue de dos días, que representa un -5,5% menos que en el mismo mes de 2017. Hubo el mismo número de establecimientos abiertos (344) aunque las plazas ofertadas cayeron un punto, al sumar 16.986.

El personal empleado en el quinto mes del año en el sector se incrementó ligeramente (+0,4%), hasta los 2.203 puestos de trabajo.

Finalmente, los precios hoteleros aumentaron un 2,52% con respecto al mismo mes del año anterior, el doble que en España (1,23%).

Por último, la tarifa media diaria aumentó un 2,9% en Cantabria, mientras que el ingreso por habitación disponible se incrementó un 10%. Como referente, la tarifa media diaria a nivel nacional subió un 1,51%, y el ingreso por habitación disponible, un 1,28%.